14.10.15

Un precioso aparador de estilo nordico hecho por mi.



No podía aguantar mas para enseñaros como me ha quedado el mueble que Irina, amiga y seguidora de La Buhardilla, me encargó para su salón. Un precioso aparador de madera con mucha inspiración nórdica que en esta ocasión no he recuperado sino que lo he diseñado y hecho desde cero, un mueble totalmente nuevo.

Irina se puso en contacto conmigo porque necesitaba un mueble funcional y bonito (sobre todo esto último) para su salón y me dio vía libre para poder hacer lo que quisiera. Ella ya se ha llevado varias de las cosas que he hecho a casa, entre ellas esta cómoda en color verde mint de la que seguro muchos de vosotros os acordáis, así que ya sabia perfectamente como trabajo. 

Así que nos pusimos manos a la obra y después de ver distintas opciones, elegimos la que podéis ver en la imagen. En esta ocasión, y por el tipo de mueble que había diseñado, no pude reciclar maderas (no siempre es posible) así que me fui a mi almacén de bricolaje preferido y compré los tablones de pino que necesitaba para hacer el mueble. Como me inspiré en el estilo nórdico para hacer este mueble no necesitaba comprar pintura, quería que las vetas de la madera fueran las protagonistas y que el mueble se viera lo mas natural posible. Cuando llegué al taller corté todas las maderas a las medidas que necesitaba y una vez lijados los bordes comencé a unirlas entre si como si de un puzzle se tratara. Una vez montado ya solo quedaba repasar que todos los bordes estuvieran alineados y barnizar. Tres manos de barniz hicieron falta para que el aparador tuviera el acabado que quería. No esta de más recordarlo, siempre que vayáis a pintar o barnizar tenéis que respetar los tiempos de secado que marcan los fabricantes para que el acabado sea el correcto.

A Irina le ha encantado el resultado y yo me lo he pasado en grande haciendo este precioso aparador. Que la verdad es que me encanta recuperar muebles pero de vez en cuando está muy guay hacer uno nuevo y poner a prueba las habilidades y la creatividad. Si tuviera que decir que parte ha sido la mas difícil a la hora de hacer esté mueble pues creo que diría que el cortar los tablones a las medidas necesarias porque una cosa es la teoría y las medidas que tienes en un papel y otra distinta es la realidad donde puedes encontrarte maderas que están un poco curvadas o que no hayas puesto bien la sierra a la hora de cortar. Pero en fin, al final estas son las cosas que le dan vidilla a estos proyectos. Yo he disfrutado haciéndolo y el resultado ha sido bueno. ¿Os ha gustado el resultado? Espero que si. Y recordad que podéis encargarme recuperar algún mueble o hacer uno nuevo siempre a vuestro estilo. La Buhardilla se atreve que con todo. ¡Nos vemos!









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips