25.7.16

Asi ha quedado este precioso cabecero hecho con unos palets


Voy a comenzar la semana (ya mas cerca de las vacaciones yujuuu!) enseñándoos como ha quedado el cabecero que Alba me encargo para su casa, en Santiago de Compostela. Ella a ha querido darle un toque actual y original a su dormitorio con este cabecero hecho con maderas de palet.

Alba se puso en contacto conmigo por mi perfil en Instagram, que si no me seguís por esta red social os animo a que lo hagáis porque suelo poner en ella contenido que no veis en otras redes sociales o aquí en el blog. Ella tenía clara la idea que le gustaba y me la transmitió, y después de ajustarlo finalmente me la encargó. Quería sobre todo algo natural, que ayudara un poquito al medio ambiente reutilizando maderas y que sobre todo fuera bonito, muy bonito.

Así que me puse manos a la obra y lo primero que hice fue reunir las maderas que me hacían falta para hacer el cabecero con las medidas que Alba me pidió. En ocasiones es complicado encontrar maderas de palet que reúnan los requisitos, como por ejemplo que no estén muy sucias, que tengan un corte limpio, que sean de medidas parecidas (sobre todo el grosor)... hay que ser bastante selectivo. Esto no quiere decir que las otras maderas las descartemos, podemos usarlas perfectamente para otros proyectos en los que no sean necesarios tantos requisitos.


Una vez reunidas todas las maderas es hora de...... ¡la lija!. De este paso depende mucho el aspecto final porque si le dedicamos el tiempo necesario y no corremos mucho a la hora de hacerlo, sin duda será mucho más bonito. Cuando ya estuvo todo lijado llegó la hora de montarlo. Fui colocando las maderas, uniéndolas con cola blanca, y tornillos o clavos según lo necesitaran. Muchas veces podemos pensar que una vez montado todo ya está casi listo, pero no, hay que volver a lijar. Las piezas de madera no siempre conseguimos colocarlas de forma perfecta y hay que recurrir de nuevo a la lija para igualar bordes y uniones. Una vez hecho esto, como Alba quería su cabecero en un tono natural, solo quedaba aplicar un lasur para proteger la madera y realzar las vetas. En esta ocasión use Lasur Incoloro de Grupo Pyma y el resultado fue muy bueno.





Una vez secadas las distintas capas de lasur ya estaba listo el cabecero. Y el resultado es el que podéis ver en las imágenes, un cabecero precioso de 135cm de largo por 85 cm. de ancho. Además, este cabecero sobresale de la pared unos 12 cm. para que Alba pueda colocar sobre el lo que mas le guste y aprovechar para decorar su dormitorio, dejar el móvil o el libro que esté leyendo. Mejor imposible.

Espero que Alba disfrute mucho de este cabecero y si tú quieres también un cabecero de palet para tu dormitorio, quieres renovar algún mueble antiguo o tienes otra idea en mente, mándame un mail a labuhardilladesign@gmail.com y cuéntame tu proyecto. Que seguramente podré hacerlo realidad y tu podrás disfrutar de una casa mas bonita. ¡Feliz semana!



1 comentario:

  1. Genial me gusta la sencillez. En cualquier habitación dará el toque cálido. Sigo disfrutando al ver tan buenos trabajos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips