25.2.15

Antes y despues: Un estupendo mueble para el recibidor

Hacia tiempo que no terminaba uno de mis muebles pero la espera ha merecido la pena y hoy os traigo uno. En esta ocasión le vamos a dar una segunda oportunidad a este mueblecito con cajones.



Este mueblecillo de cajones fue rescatado de la basura y para darle una segunda oportunidad hubo que hacerle bastantes cosillas. En primer lugar lo tuve que limpiar en profundidad porque estaba bastante sucio. Si no lo hubiera limpiado la imprimación no se habría fijado bien y el lío ya estaría montado.

Después de limpiarlo comencé lo que yo llamo los tres pasos mágicos, lijar, imprimar y pintar. Dar una buena capa de imprimación es importante si queremos que el resultado final sea el mejor. Así que os recomiendo que la utilicéis siempre. Cuando empecé a lijar me fui dando cuenta que el mueble por su parte superior estaba un tanto estropeado y no iba a ser posible dejarlo bien así que para solucionarlo decidí cambiar la parte superior por otra nueva. Era la mejor opción, así que le puse un tablón nuevo.

Una vez lijado todo, comencé a pintar. El mueble en blanco no estaba nada mal y creo que en otro color habría "chirriado" bastante así que opte por pintarlo en un blanco hueso para que siguiera en la misma línea. Este tipo de muebles son muebles de esos más funcionales que decorativos así que es mejor que pasen desapercibidos y que sean otros los que se lleven la atención con otros colores más vivos. Pero eso no significa que dejen de ser bonitos.



Para que fuera un poco más funcional este mueble, decidí incorporarle una balda en la parte inferior, ideal para colorar mantas, algún jarrón, un esto de trapillo.... lo que mejor os venga. En primer lugar pensé en colocarle un tablón continuo pero una vez que lo coloque, no me gusto el resultado así que opte por ponerle pequeñas tablas recuperadas de un palet. Y como podéis ver el resultado es muy bueno. Le da un aspecto nórdico y orientado un poco hacia lo rustico, además coloque las tablas de forma desigual para darle un aspecto gastado, porque las imperfecciones también molan.

Para terminar, le di dos capas de barniz para protegerlo y le coloque dos tiradores nuevos, porque los que tenía no pegaban nada y estos le ayudaban para darle ese toque nórdico que buscaba.

Y bueno nada mas, espero que os haya gustado el resultado y solamente que queda deciros que, como siempre, este mueble esta a la venta y por solo 95 euros puede ser tuyo. Creo que es ideal para decorar un recibidor, un pasillo o alguna de esas zonas que tenemos que no sabemos que poner en el salón. Es una buena oportunidad par decorar con un mueble único y original, que no encontrareis en otro lugar, así que ya sabéis, estad rapidos porque creo que no va a durar mucho en mis manos.


6 comentarios:

  1. En mi casa de la playa hay mil muebles de esa serie! todos recogidos de la basura y restaurados!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no hay nada mejor que encontrar tesoros en la basura!!

      Eliminar
  2. Veo que eres de Málaga! ¿lo encontraste en Benalmádena quizás? SALUDOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, este lo encontré aqui en Malaga capital. Ya mismo extendere mi red sobre otros lugares jajaja ;)

      Eliminar
  3. ¡Hola! Me encantan las transformaciones que haces. Yo también soy un poco diógenes :P
    La idea de añadirle una balda de tablitas es genial. Mi madre tenía un mueble casi exacto pero se deshizo de él hace tiempo. Qué pena porque me has dado ideas. Espero con ansia tus proyectos! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maria!! me alegro que te gusten mis proyectos. Es un aliciente mas para seguir haciendolos. Yo tambien soy un poco diogenes, e intento controlarlo ajaja Espero seguir viendote por aquí. Un abrazo!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips